Pareciera que la dirigencia opositora ha optado por un cambio de objetivos en la lucha política que, para este escribidor, crean zozobra y desconcierto. 

Así, el nuevo Presidente de la AN aboga por elecciones generales en 2017 (http://www.costadelsolfm.net/2017/01/05/julio-borges-hay-que-hacer-elecciones-generales-en-el-2017/) cuando diez meses atrás decía que el mecanismo para el RR presidencial estaba activado (http://reporterosdecalle.net/ya-esta-listo-venezuela-borges-activado-el-mecanismo-para-referendum-contra-maduro-video/).

Por su parte, el gobernador del Estado Miranda propugna ahora el rescate de la Constitución y el voto cuando durante todo el 2016 fue el más vehemente defensor del RR y hasta calificó de golpe de estado la traicionera decisión del CNE de acabar con ese proceso ; y el alcalde de Chacao, que apenas tres meses defendía el RR, comenta en La Ceiba del 6 de enero: «Elecciones ya, elecciones ya…» fue el grito que retumbó en la Asamblea Nacional, y seguro es capaz de estremecer a todo el país [ … ] Porque exigir elecciones es lo más sencillo, lo más elemental, y al mismo tiempo lo más importante en democracia. Y además son -las elecciones- urgentes en el contexto trágico que vivimos”.

El ex Presidente de la AN, también recientemente acusaba al TSJ de pretender asesinar el RR  para fines de 2016 se pronunciaba por un adelanto de las  elecciones generales .

Para este escribidor, que es un mero observador, no queda duda de que los objetivos de la oposición han cambiado y, en lugar de bregar por la celebración del RR, aún después del 10 de enero, han puesto sus ojos en un proceso electoral que, según parece, quieren provocarlo de manera inmediata, pero siendo así,  es imprescindible que se explique a la ciudadanía las razones por las cuales ayer se rasgaban las vestiduras por el RR y hoy lo hacen por una convocatoria para elecciones generales cuando saben a ciencia cierta que  es imposible efectuarlo -ni siquiera con la renuncia del Presidente de la República- porque, constitucionalmente,  no es factible anticipar el proceso electoral; y una declaración de vacancia del cargo presidencial se fue al garete nada más nacer gracias a la eficaz y eficiente sumisión de la comparsa de empíricos leguleyos capeados de toga y birrete que usurpan las funciones de magistrados del TSJ.

No luce serio un cambio de objetivos sin una explicación contundente porque más vale permanecer en sus “trece” que fomentar un ambiente de incertidumbre o dudas. En eso, ha sido ejemplar Luis Ugalde S. J. quien reiteradamente ha venido expresando siempre lo mismo:

Hace falta un amplio, múltiple y coordinado movimiento social y político, que confluya en un único objetivo: salir del régimen que bloquea toda salida y llegar a un gobierno de unidad nacional y de reconstrucción”.

Y del lado gobiernista, la postura siempre ha sido la misma tanto en sus hechos como en sus dichos:

“[ … ] no va a haber ni elecciones generales, ni renuncia del Presidente, ni abandono del cargo. Aquí lo que va a haber es revolución”.

Deja un comentario