LA AUSENCIA DEL
PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL TERRITORIO NACIONAL
Carlos J. Sarmiento Sosa
    La palabra ausencia deriva, según el DRAE, del
término latino absentĭa,  y tiene varios
significados en el rico idioma castellano, debiendo entenderse en primer lugar
que expresa acción y efecto de ausentarse o de estar ausente, calificativo que
también proviene del latín absens, -entis,
y se utiliza para decir que una persona está separada de otra o de un lugar, y
especialmente de la población en que reside.
    La ausencia tiene
connotación de carácter constitucional en el caso del Presidente de la
República cuando éste se aparta del territorio nacional, bien sea para cumplir
funciones oficiales, o para atender asuntos privados; y por tratarse  de quien ejerce la más alta investidura dentro
del Poder Público, el constituyente venezolano ha regulado esta figura. Sólo
para presentar un antecedente, en la Constitución de 1961 se preveía en el
artículo 189 que el Presidente, o quien hiciera sus veces, no podía salir del
territorio nacional sin autorización del Senado o de la Comisión Delegada; y
también requería de tal autorización si el Presidente pretendía salir en los
seis meses siguientes a la fecha en que cesara en sus funciones.
    La Constitución de
1999 fue menos exigente que su antecesora y así, en el artículo 235, dispuso
que. la ausencia del territorio nacional por parte del Presidente de la
República requiere autorización de la Asamblea Nacional o de la Comisión
Delegada, cuando se prolongue por un lapso superior a cinco días consecutivos.
    Esta norma, que hay
que interpretarla literalmente, es clara y terminante: El Presidente puede
ausentarse del país sin limitación alguna hasta por cinco días consecutivos;
pero a partir de allí requiere de autorización de la Asamblea Nacional o de la
Comisión Delegada.
    Ahora bien, para
obtener el permiso legislativo, basta que el Presidente lo solicite para que
sea sometido a consideración y la Asamblea o la Comisión lo concede por simple
mayoría.
    Este es, sintéticamente,
el marco regulatorio que rige para la ausencia del Presidente de la República
del territorio nacional.
     

     

Deja un comentario