Madrid, Capital Mundial del Derecho

“[ … ] la única alternativa a la supremacía incondicional de la ley es el caos primero y después la guerra”. Hermann Tertsch. ¡Ya está bien! ABC. 1 marzo de 2019.

Reflexiones de Febrero de 2019

En “De Washington D. C. 1965 a Madrid 2019” este escribidor aludía al XXVI Congreso Mundial de la World Jurist Association que se celebraría en la capital española durante los días 19 y 20 de febrero de 2019, y allí pronosticaba que Madrid se convertiría en la capital mundial del derecho, puesto que el evento reuniría a personas del mundo jurídico internacional y contaría con destacadas personalidades de la sociedad civil española, siendo una oportunidad propicia para tomar el pulso desde España a los temas más relevantes de la agenda internacional; y, cumplida una intensa labor de dos días, el resultado de las actividades de tan importante reunión fue exactamente el previsto.

En el acto inaugural Franklin Hoet-Linares, presidente global de la World Jurist Association; la ministra de Justicia, Dolores Delgado, de España; Juan José Gonzalez Rivas, presidente del Tribunal Constitucional español y los presidentes del World Law Congress, Javier Solana y Javier Cremades, en sus respectivas intervenciones, hicieron énfasis en que los Estados deben fundamentarse en el derecho porque romper con la Constitución es un atentado contra la convivencia y contra la paz, lo que ratificó Javier Solana, exsecretario General de la OTAN, al afirmar que “[ … ] el derecho está para ayudarnos a encontrar la paz y sobre todo para que la paz dure [ … ] desde la paz al derecho y desde el derecho a la paz”.

El extenso y profuso temario contenido en el programa, particularmente en lo atinente al Estado de Derecho, la garantía de la libertad, el tratamiento de la justicia, la relación entre la ética y los negocios comerciales y otros tantos de transcendencia para la gobernabilidad, la democracia, el Estado de Derecho, destacándose la participación de los coordinadores del Bloque Constitucional de Venezuela, los exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia Román J. Duque Corredor y Cecilia Sosa Gómez.

El Estado de derecho y derechos humanos en las Américas fue un tema que, por su actualidad, atrajo la atención de numerosos asistentes al evento.  Beatriz Becerra, vicepresidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, criticó a las instituciones defensoras de las democracias en América y Europa, instándolas a considerar que debían hacer un esfuerzo mayor “frente a las graves violaciones” que se suceden de Venezuela.

En ese mismo orden de ideas, Eduardo Ferrer Mac Gregor, Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, abordó la situación de Venezuela para sostener que “[ … ] en mis 76 años nunca he visto una destrucción más grande desde todo punto de vista, institucional, social, económico, seguridad, social que en Venezuela [ … ] ” (donde)  hay un tirano con una capacidad auto destructiva sin comparación alguna. Está casi igual de destruida que Siria, sin guerra”.

Por su parte, el expresidente Felipe González, valoró de forma positiva el liderazgo de España en temas de América Latina en cuando a miembro de la Unión Europea con más lazos con este territorio. “Son países hermanos y cercanos y tenemos que fortalecer nuestra línea de apoyo”, sentenció el expresidente. 

En ese mismo orden de ideas, el Secretario Luis Almagro y el expresidente Andrés Pastrana debatieron sobre la trágica y sangrienta aventura por la que transita Venezuela en manos del usurpador régimen presidido por Nicolás Maduro, lo que fue completado con las intervenciones de José M. Vivancos (Human Right Watch) y Tamara Suju (Centro de Estudios para América Latina CASLA).

El profesor Rainer Arnold, respetada autoridad del Derecho Constitucional en Europa, explicó que el Estado de Derecho “es la base de cualquier Constitución democrática”, mientras que el vicepresidente del Supremo español, Angel Juanes, al referirse al fenómeno de las fake news, alertó sobre que la existencia de compañías dedicadas a mentir puede llegar a originar un vicio de consentimiento que anule la libre voluntad de los votantes. 

Discurso de S.M. el Rey en el World Law Congress en Madrid, 2019.

Por último, es de resaltar la participación de los juristas y abogados provenientes de distintos lugares del orbe que, como panelistas y expositores en las diferentes mesas, hicieron gala de su conocimientos y de su fe democrática. Por supuesto, que el Comité Organizador del World Law Congress, presidido por el catedrático emérito de derecho constitucional Manuel Aragón, se destacó por su comprometida dedicación durante el proceso de organización en todos los aspectos necesarios que garantizaran un óptimo resultado, siendo de destacar la coordinación para la entrega del Premio Mundial a la Paz y la Libertad de la WJA, a Su Majestad El Rey Felipe VI, quien se ha distinguido por su inquebrantable compromiso con el Estado de Derecho y su protagonismo como líder en la defensa de la Democracia y la Libertad. Sus acertadas palabras quedarán grabadas en los libros de la historia y del derecho, especialmente cuando, para júbilo de los demócratas, expresó que “[ … ] democracia y Estado de Derecho son, por ello, realidades inseparables, pues crean el único espacio en el que puede vivir la libertad y el único marco en que puede desarrollarse la igualdad. De ahí que la defensa de la democracia haya de ser al mismo tiempo la defensa del Estado de Derecho. Sin democracia, el Derecho no sería legítimo; pero sin Derecho la democracia no sería ni real ni efectiva. Por ello, no tiene sentido, no es admisible apelar a una supuesta democracia por encima del Derecho, pues sin el respeto a las leyes no existe ni convivencia ni democracia, sino inseguridad, arbitrariedad y, en definitiva, quiebra de los principios morales y cívicos de la sociedad«.

Para satisfacción de quienes confían en la solidez de sus instituciones, a pocos días de la celebración del World Congress Law, España encontró su clasificación en el WJP Rule of Law Index® 2019 en la 21ª posición entre los 126 países analizados (con una puntuación de 0,71 sobre 1), mejorando dos lugares respecto al ranking del año anterior (0,70), situándose en el puesto número 15 entre los países de la UE, la European Free Trade Association (EFTA) y Estados Unidos, lo que permite decir que España está en la élite del cumplimiento del Estado de derecho (Véase: Alejandro Tercero. España, en la élite del cumplimiento del Estado de derecho. El Español. Disponible en  este enlace. Consultado el 5 de marzo de 2019), y confirma el acierto de la World Jurist Association al conceder al Rey Felipe VI el Premio Mundial a la Paz y la Libertad y al haber convertido a Madrid en la capital mundial del derecho.

Carlos J. Sarmiento Sosa

Deja un comentario