Al doctor Arminio Borjas Hernández, (1926-2018), abogado, jurista y catedrático de Derecho Procesal Civil I en la Facultad de Derecho de la Universidad Central de Venezuela.

In memoriam

Reflexiones de Mayo de 2018

Cumplidas las dos fases del proceso penal, es decir, (i) la declaratoria de mérito del TSJ en el exilio para el enjuiciamiento de Nicolás Maduro Moros por la decisión del 9 de abril de 2018 y (ii) la autorización de la AN del 17 del mismo mes y año, la lógica procesal indicaba que el paso subsiguiente tendría que ser la participación inmediata del acuerdo parlamentario al TSJ exilado, lo que se hizo el 23 de abril[1].

De esta forma, y llenos los extremos del debido proceso y del derecho de defensa por parte de Maduro, ejercido éste último a través de un defensor de oficio designado ante la contumacia presidencial[2], finalizaba la primera parte del proceso -el antejuicio de mérito- y procedía seguir formalmente la causa ante el mismo TSJ en el exilio hasta sentencia definitiva[3], pese a las amenazas que, cual espadas de Damocles, pendían sobre las cabezas de los magistrados[4]  o el riesgo de que el TSJ en el exilio se disolviera anticipadamente ante el acoso del que eran víctimas sus integrantes y sus familiares[5]. Sin embargo, mediante auto procesal  -avalado por el Secretario Almagro[6]–  el alto Tribunal en ostracismo ha declarado la suspensión de Maduro como Presidente de la República, acordado su inhabilitación para el ejercicio de cualquier otro cargo de la función pública y ordenado nuevamente su captura a nivel nacional e internacional[7].

Queda ahora pendiente de saber si la Asamblea Nacional acatará el exhorto que le ha hecho el TSJ en el exilio para que de inicio a la transición constitucional, y si la Fiscal General de la República, también exilada, presentará la acusación formal ante la instancia judicial.

En cualquier caso, el juicio a Maduro como Presidente en ejercicio si bien se sale de lo común por las características del caso -el delito imputado (Corrupción Propia y Legitimación de Capitales) y el órgano que le juzga (un TSJ en el exilio)-, tiene un antecedente en Venezuela:

 En 1993, el exfiscal General de la República,  Ramón Escovar  Salom,  solicitó ante la extinta Corte Suprema de Justicia un antejuicio de mérito contra el Presidente Carlos Andrés Pérez  por la comisión de los delitos de peculado doloso y malversación de 250 millones de bolívares (USD 17 millones, al momento) de la partida de fondos secreta, de cuyo manejo era responsable. En mayo de ese año, la Corte, con ponencia del exmagistrado Gonzalo Rodríguez Corro, declaró con lugar la solicitud y, al día siguiente, el Congreso Nacional autorizó el juicio, separando a Pérez de su cargo y confinándosele en el Retén Judicial de El Junquito y, gracias a límites de edad para el encarcelamiento, pasó a arresto domiciliario en su casa, la Quinta La Ahumada, donde el 30 de mayo de 1996, conoció de la sentencia por malversación genérica agravada que le condenó a dos años y cuatro meses de arresto domiciliario, quedando el libertad por cumplimiento de la pena.


Referencias:

[1] Véase: EL NACIONAL WEB 23 DE ABRIL DE 2018 05:30 PM | ACTUALIZADO EL 23 DE ABRIL DE 2018 17:44 PM  Consultado en: 25-04-2018.

[2] El defensor de oficio lo fue el abogado venezolano Andrés Felipe Lindo. Véase: Txomin Las Heras. Antejuicio de mérito anunciado no mata soldado. Consultado en: 25-04-2018.  

[3] Véase: Artículo 266, numeral 2 de la Constitución de 1999, artículo 378 del Código Orgánico Procesal Penal y artículos 5 y 22 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

[4] Véase: Tarek William Saab: Magistrados en el exilio “tienen órdenes de captura”. NTN24.com.  Consultado en: 30-04-2018.

[5] Véase: Reportan allanamientos a las oficinas y residencias de magistrados del TSJ en el Exilio. Informe21.com. Consultado en: 30-04-2018. Véase: Chile preocupada por allanamientos a casas de magistrados del TSJ en el exilio. Consultado en: 02-05-2018. Véase: Bloque Constitucional denuncia persecución a magistrados del TSJ en el exilio (DOCUMENTO).  Consultado en 02-05-2018.

[6] Véase: Almagro avala suspensión a Maduro del Tribunal Supremo venezolano alternativo. LA VANGUARDIA.Es. Consultado en 04-05-2018.

[7] Auto de Sala Plena dictada en Coral Gables, Florida, USA. Expediente # SP 2018-001, del 3 de mayo de 2018.

Deja un comentario