En un artículo titulado “Arrogancia social-demócrata”, Luis A. Herrera Orellana (Véase: https://www.elcato.org/la-arrogancia-socialdemocrata) sostiene:

“En Venezuela, la socialdemocracia actuó en contra del Estado de Derecho y la independencia judicial al adoptar una estrategia de politización y control del Poder Judicial vía designación de magistrados de la antigua Corte Suprema de Justicia y subordinación a los partidos del Consejo de la Judicatura, de tolerar cuando no estimular la corrupción en este poder público a través del funcionamiento de las llamadas tribus judiciales, y de mantenerlo débil con pobres legislaciones y pírrico presupuesto, de modo que no pudiera contar con la autonomía necesaria para actuar como real contrapeso del gobierno y el Congreso (véase Rogelio Pérez Perdomo, Justicia e injusticias en Venezuela. Caracas: Academia Nacional de la Historia, 2011) [ … ]”.

Disiento del criterio expuesto por Herrera y, para contradecirlo, comenzaré por describir y determinar distintos períodos del sistema judicial venezolano durante la República civil, mostrando la información y datos necesarios para ubicar a los responsables de la debacle del sistema judicial venezolano durante la República civil.

Este artículo se encuentra publicado en el portal web de la Asociación Integral de Políticas Públicas. Continúe con la lectura en este enlace.

Deja un comentario