EL INFORME TI, LA CONTRALORA Y EL DUQUE DE LERMA

Transparencia Internacional (“TI”) ha concedido nuevamente a Venezuela un puesto de relevancia: el país más corrupto de América.

Por su parte, la Contralora General de la República ha afirmado que esa ONG no tiene moral para hacer calificaciones sobre corrupción a ningún país porque no tiene reconocimiento por parte de ninguna institución auditora del mundo ni está respaldada por la credibilidad y aceptación de los ciudadanos, y que sus informes se producen sin ninguna validación ni respaldo documental, carentes de todo rigor técnico y metodológico, aparte de que emite opiniones sin conocer el marco jurídico de los países y mucho menos la estructura funcional de los sistemas de control interno y externo.

Luego de otras consideraciones, la funcionaria aseguró que la aseveración de TI ofende el gentilicio del pueblo venezolano, caracterizado por ser honesto y trabajador.

Como se observa, se trata de dos posiciones antagónicas sobre las que podrían invertirse infinitas horas tanto para meditar como para discutir y escribir en favor o en contra de ambas, sin lograr un acuerdo. Por eso, para hacer más amena esta conversación, este escribidor se va a referir a un reportaje de César Cervera en el ABC madrileño, titulado “El Duque de Lerma: crónica del mayor desfalco en la historia de España”, un caso de corrupción en el Siglo de Oro español.

Francisco de Sandoval y Rojas,  Duque de Lerma, fue un noble castellano que sirvió de valido del rey Felipe III de España quien, a través de su influencia en la Corte real, se convirtió en el hombre más rico del país mediante negocios inmobiliarios.

Gracias a la cercanía con el rey, el Duque le convenció para que trasladara la Corte desde Madrid a Valladolid, pero previamente, utilizando a sus secuaces, había adquirido en 1601 terrenos y palacios para luego venderlos a la corona, con lo cual se hizo de una cuantiosa fortuna.

Avaricioso y descontento a pesar del ser el más acaudalado del imperio español, el Duque volvió a persuadir al monarca de que volviera a restaurar la Corte en Madrid, cuando solamente habían pasado 6 años, pero antes Francisco de Sandoval y Rojas había realizado la misma operación urbanística que en Valladolid: había adquirido en la “villa del oso y del madroño” numerosos palacios y viviendas que en ese momento estaban a precios muy bajos.

Pero como la suerte cambia, le tocó el turno al arrogante Duque y, luego de la crisis económica en la que cayó el Imperio español a raíz de la expulsión de los moriscos que en 1609 aupara el Duque, se urdió una conspiración encabezada por la reina Margarita de Austria, esposa de Felipe III, para poner fin a las tropelías de personaje, para lo que su alteza reunió a los más importantes nobles que habían sido víctimas de los desmadres de Sandoval y Rojas.

Así, se inició una investigación de las finanzas y se descubrió el entramado de corrupción e irregularidades y, entre los acusados por delitos de corrupción estaba el hombre de confianza del Duque, Rodrigo Calderón de Aranda, quien fue ejecutado en la Plaza Mayor de Madrid en 1621.

Repentinamente al Duque, ante la posibilidad de sufrir la misma suerte que su compinche, le nació una vocación religiosa y, con el sigiloso favor del rey, solicitó y obtuvo de Roma el capelo cardenalicio, lo que le daba inmunidad eclesiástica, por lo que el pueblo madrileño se hizo vocero de una copla que decía: “Para no morir ahorcado, el mayor ladrón de España se viste de colorado”.

En 1618, el rey pidió al Duque-Cardenal que se retirara de la vida pública hasta que murió en 1625, no sin antes ver sus bienes expropiados por la Corona, mientras rumiaba sus frustraciones sin poder salir de los límites territoriales adonde había sido confinado.

400 años casi han transcurrido entre la defenestración de unos influyentes corruptos en el Siglo de Oro, el informe de TI y las declaraciones de la contralora. Entonces, cabría preguntarse si hoy se aplicarían sanciones a corrompidos con poder que gocen de prebendas similares a las que disfrutaban el tristemente célebre Duque de Lerma y sus secuaces.

Por lo pronto, en España, el sistema judicial pareciera que está dispuesto a enjuiciar a los denunciados por hechos de corrupción, como son los casos de la infanta Cristina de Borbón y su marido Iñaki Urdangarín, sometidos a proceso penal ante un juzgado de Palma de Mallorca, y ella ya ha pagado la multa que le ha sido impuesta por el magistrado; igualmente en Portugal, el ex primer ministro José Sócrates, ha sido alojado preventivamente en una prisión por orden de un juez; en China un ex ministro de sanidad ha sido destituido, detenido y expulsado del PCC; en Argentina, la justicia investiga a Cristina por lavado de dinero y ha acordado el procesamiento del Vicepresidente de la República; y en Brasil, Petrobras, la “joya de la corona” empresarial, ha quedado al descubierto al publicarse una red de corrupción política que la ha convertido en una vulgar sociedad delicuencial.

Será por eso que el Presidente saliente de Uruguay, José Mujica, ha expresado que a los que les gusta mucho el dinero, hay que echarlos de la política?. 

Quizás tenga razón el viejo tupamaro, pero verdad es que el Duque y ninguno de esos personajes mencionados serían merecedores de la “orden de los pendejos” que popularizara el doctor Arturo Uslar Pietri aunque este escribidor agrega: “no son todos los que están ni están todos los que son”.

 

DE VUELTA CON EL TEMA EDUCATIVO

En las REFLEXIONES A ULTIMOS DE NOVIEMBRE 2014 se refirió este escribidor al informe PISA de La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos y la educación finlandesa, la cual ha sido presentada con la mejor calificación en materia educativa, acaparando los primeros puestos por su excelente nivel educativo.

Luego de otras consideraciones sobre la educación, y la referencia a las palabras de Harri Skog, secretario de Estado de Educación de Finlandia, -“La educación es la llave para el desarrollo de un país”- concluía este escribidor diciendo que ojalá todos los países siguieran con seriedad el ejemplo de la nación nórdica en lugar de estar perdiendo el tiempo en discusiones estériles y en programas de gobierno que lo que promueven no solamente es la ignorancia, sino también la pérdida de valores sociales, no sin advertir que Venezuela no es miembro de OCDE ni figura en proceso de adhesión, por lo que sus resultados educativos no son considerados.

Resulta que revisando la excelente colección de biografías que ha publicado Rafael Arráiz Lucca titulada “Civiles” (Editorial Alfa, 2014), aparece inserta la reseña de vida de ese gran
venezolano del SXIX que fue José María Vargas y, en ella, aparece la siguiente frase que el autor tomó de otro escritor, Ildefonso Leal en “Cronología de José María Vargas” en “La hora de Vargas” (Academia Nacional de la Historia, 1986):

Los primeros doce años de mi infancia, niñez y mitad de mi adolescencia los pasé en mi patria viviendo tranquilamente y con bastante abundancia; mas, desgraciadamente no estaba en estado de conocer las ventajas de mi vida, y en lo general me parecía desagradable, por los malos ratos, sustos y sufrimientos que en mi país acompañan la primera educación, que es bien mala.

El párrafo fue extraído de unas reflexiones del doctor Vargas en 1813 cuando marchaba a Escocia para cursar estudios especializados de medicina, cuando contaba 27 años; pero lo que importa de lo allí escrito es la calificación que, para aquel tiempo, daba a la educación que se impartía en la Capitanía General de Venezuela.

Entonces, cabe preguntarse si será crónico el problema educativo a lo largo de la existencia republicana por desidia o desinterés en dar educación y si, por esa circunstancia, Venezuela no es miembro del OCDE y por esa circunstancia sus resultados educativos no son considerados.

Recuérdese que un ministro de Educación dijo una vez que no había que sacar a la gente de la pobreza para que no se volvieran “escuálidos”. Y educar en una forma de hacer progresar.

NO A LOS PÍCAROS!

En El Universal, de Caracas, aparece publicado un artículo atribuido a una persona que  responde al nombre de Dante Rivas, quien ha sido designado para acabar con la tramitología que tiene infectada a toda Venezuela y que ha generado, además de corrupción y otros inconvenientes, una lucrativa profesión cual es la gestoría.

Luego de invocar “los sentimientos indestructibles de justicia y honestidad de nuestros próceres” -a los que llama “visión bicentenaria”- agrega que sus sueños bolivarianos entroncan con la petición del Papa Francisco cuando afirmó:

No se dejen robar la esperanza”; y, con esa mística, y haciendo uso de la Ley de Simplificación de Trámites Administrativos, el eficiente funcionario ha logrado aplicar el principio de “interoperabilidad con ahorros en todos los ítems (sic)” al prohibir a los organismos públicos solicitar documentos que otra institución da, lo que se ha traducido en  la eliminación de inhumanas colas desde las 2 de la madrugada para entrar en los ´escuálidos 100 cupos del día´ y en la liquidación de ilógicas alcabalas que engendraban corrupción.

Todo esfuerzo que se haga para poner fin al burocratismo y a la corrupción debe ser bienvenido y apoyado enérgicamente porque, en efecto, la tramitología se ha convertido en una pesadilla para los usuarios de los servicios de Registro y Notaría; pero no hay que perder  de vista que, además de la picardía de ciertos Notarios a la que alude el articulista, existe un elemento que es más contaminante, piedra fundamental de la tramitología, cual es el desconocimiento de la ley por parte de empleados mal preparados que hasta desconocen que los únicos que tienen derecho a redactar documentos son los abogados, por disposición expresa de la Ley de Abogados, resultando que aquellos constantemente están rechazando los documentos que se le presentan so pretexto de consideraciones caprichosas, obligando a los usuarios a tener que rehacer los papeles a gusto del funcionario, lo que conlleva a tener que realizar varios viajes y trámites para lograr el cometido.

Todo ello, además de encarecer los costos, porque el gestor cobrar las distintas veces que le toma presentar un documento, hace que, como por arte de magia, aparezca un sinuoso personaje que diga que, con una “ayudita”, todo va a fluir suavemente…

Por consiguiente, no basta solamente simplificar los trámites administrativos pues es necesario contar con gente especializada que tenga al menos un conocimiento básico del derecho y de las reglas administrativas que rigen a los registros y notarías. Sólo así se combatirá la picardía.

LA CAIDA DEL MURO DEL CARIBE

Se puede especular, criticar, compartir y llegar a la conclusión que cada uno desee, pero lo cierto es que el Muro del Caribe ha sido derribado no por la fuerza popular como el célebre de Berlín, sino porque así lo resolvieron Estados Unidos y Cuba.

De acuerdo a informaciones suministradas por los medios, ambos países vinieron conversando durante varios años para llegar a un punto de coincidencia que implicara para ambos una posición ganar/ganar en el juego, en lo que tuvieron papel importante el Vaticano y el Canadá; y ello se evidencia porque, de un tiempo a acá, la isla caribeña venía haciendo ciertas modificaciones importantes en materia económica, como fueron:

  • Legislación para las inversiones extranjeras con ciertos beneficios tributarios.
  • Autorización a pequeños productores para la comercialización de sus productos.
  • Creación de un Centro de Arbitraje propio.

Esto no significa que el inversor extranjero invertiría en el país por tan pequeña apertura, pero con un buen olfato se podría captar la intención de ir liberando algunos aspectos de la economía dirigida incorporando elementos de la economía de mercado; y a todo ello, habría que añadir que la ampliación de un puerto de aguas profundas en Mariel, a escasas millas del sur de la Florida, anunciaría que, en un futuro próximo, naves de gran calado arriban a puerto seguro cargados de productos de consumo masivo.

En cuanto a los efectos de la caída de la pared caribeña, Cuba podrá comenzar a nutrirse del mercado norteamericano, lo que necesariamente conlleva a que Estados Unidos ganó un nuevo mercado para sus productos.

Otro efecto probablemente traerá la combinación norteamericana-cubana será sobre la
estrecha relación política y económica con Venezuela.

Pero todo eso no significa un cambio inmediato para Cuba porque hay muchos pasos que cubrir, además de un cambio socio cultural: la apertura democrática, los derechos humanos, una legislación moderna adaptada al libre mercado serán temas necesarios por ejecutar para que el Muro del Caribe pase a la historia bochornosa de las Américas.

31 comentarios en “Reflexiones a últimos de diciembre de 2014”

  1. Pingback: pharmacies
  2. Pingback: we-b-tv.com
  3. Pingback: hs;br
  4. Pingback: tureckie_serialy
  5. Pingback: 00-tv.com
  6. Pingback: +1+
  7. Pingback: watch
  8. Pingback: ++++++
  9. Pingback: HD-720
  10. Pingback: 2020
  11. Pingback: Video
  12. Pingback: wwin-tv.com
  13. Pingback: movies
  14. Pingback: movies online
  15. Pingback: karan johar
  16. Pingback: Top Movies
  17. Pingback: Movies1
  18. Pingback: 11 10 2019

Deja un comentario