LA “PROFUNDIZACIÓN” DEL “PROCESO”
“[…] la virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de la miseria.
Winston Churchill.
 

En el artículo ORDEN, CAOS, CRISIS, POBREZA Y DOMINACION (Boletín 283  AIPOP 27 de junio de 2016) expresaba este escribidor que el caos es la vía para el  derrumbamiento de todo el orden social tradicional”, como sugiere  el Manifiesto Comunista de Carlos Marx y Federico Engels.

Agregaba que ese llamado de estos “demodés” pensadores  ha sido aplicado  en Venezuela desde 1999, y se manifiesta a través de  las políticas económicas, con lo que han creado un caos en la sociedad dando paso a la crisis humanitaria, declarada por la Asamblea Nacional; y ambos escenarios, caos y crisis, han abonado el terreno para que surjan el vandalismo y el pillaje, lo que conduce a la pobreza y, finalmente, tiene como objetivo la dominación de la sociedad, sobre la que se pretendería construir un nuevo orden social tradicional en el que los pobres tendrían que seguir siendo pobres.

Resulta que todas esas acciones -que quienes pensamos como demócratas liberales consideramos erradas o absurdas- forman parte “[… del plan de  destrucción diaria que vivimos y sufrimos, el desabastecimiento, las colas etc. las percibimos como una “derrota del socialismo”, pero en su mentalidad, ellos creen estar ganando al destruir el modelo anterior y las colas, el desabastecimiento etc. no son otra cosa que las consecuencias lógicas de la transición al modelo socialista”, como expresa Thays Peñalver (http://www.notiminuto.com/noticia/cuanto-falta-para-salir-de-esta-pesadilla/).

En efecto, el que una humilde mujer resuelva vender sus escasas pertenencias para poder comer (http://www.lapatilla.com/site/2016/07/09/en-medio-del-hambre-en-venezuela-la-gente-lo-vende-todo/); el que algunos seminaristas fueran robados, golpeados y desnudados (http://www.el-nacional.com/sociedad/Seminaristas-robados-golpeados-desnudados-colectivos_0_876512649.html); el que cientos de miles de venezolanos se encierren en sus casas apenas comienza a oscurecer, y otros tantos emigren a lejanas tierras (http://www.el-nacional.com/thays_penalver/alcance_0_580142163.html), no son hechos aislados sino que forman parte de las políticas públicas destinadas a consolidar el modelo de economía dirigida, en lo cual el desorden, el caos, la crisis y la pobreza facilitan la dominación que es fundamental para la sobrevivencia de ese rígido sistema económico.

Todo eso se complementa con inflación, la principal razón de la pérdida del poder adquisitivo y que está conduciendo a la puerta de una hiperinflación, donde algunos analistas estiman que superará el 700 % en el 2016, aunada a la escasez de adquirir algunos alimentos y medicinas o cualquier producto necesario (http://www.lapatilla.com/site/2016/07/09/el-92-de-los-venezolanos-no-tiene-capacidad-de-compra-para-adquirir-la-cesta-basica/) al punto que miles de personas llegaron a cruzar la frontera colombo-venezolana para comprar productos básicos (http://efectococuyo.com/principales/venezolanos-desbordaron-puentes-y-calles-para-comprar-comida-y-medicinas-en-cucuta).

El control estatal de medios de producción y la política de toma de tierras privadas, las empresas productoras de agroquímicos, procesadoras de alimentos, agroindustrias, pesqueras, centrales azucareros, cemento, acero, aluminio, parcialmente o totalmente paralizadas, reduciendo su capacidad de producir son parte de las políticas públicas implementadas y las verdaderas responsables de la perdida de la capacidad de compra para las familias venezolanas y sus crecientes limitaciones para alimentarse o adquirir cualquier producto necesario en sus quehaceres familiares.

Pues bien, todo eso no es adrede, ni producto de políticas equivocadas como lo ve la mentalidad democrática liberal, sino del plan de “profundización” del “proceso” en el que la destrucción de la sociedad de libre mercado es el objetivo final, lo que confirma

Ricardo Hausmann (http://prodavinci.com/2016/07/14/actualidad/como-resolver-la-crisis-de-abastecimiento-en-venezuela-por-ricardo-hausmann/):

 “La crisis que vive Venezuela […] Es un desastre artificial, obra de un gobierno que ha querido sustituir a la sociedad […]”.

 
UNA VÍCTIMA DE LOS “PAPELES DE PANAMÁ”
Informan los medios (http://www.lapatilla.com/site/2016/07/09/detienen-a-representante-de-mossack-fonseca-en-venezuela-por-caso-papeles-de-panama/) que una abogada venezolana fue detenida en Venezuela, acusada de captar clientes en el país para el estudio jurídico panameño vinculado al caso “Papeles de Panamá”, será juzgada por el delito de captación indebida; y, mientras dure su juicio, permanecerá privada de libertad con sus cuentas bancarias congeladas.
 
No conoce este escribidor a la colega, de manera que lo que va a expresar son meras ideas objetivas, relativas al ejercicio profesional de la abogacía, partiendo del supuesto de que la acusada realmente era corresponsal o representante del bufete panameño, especializado, entre otras actividades, en la constitución de sociedades offshore en distintos lugares, algunos de ellos conocidos como paraísos fiscales, lo que hace suponer que la abogada, en Venezuela, ofrecía los servicios profesionales de la firma panameña a potenciales clientes, y probablemente recibiría alguna retribución económica.
 
La Ley de Abogados no contempla un delito como el que se le imputa a la indiciada porque para ejercer la profesión, hay que contar con  clientes y, para tenerlos, hay que captarlos. Solamente, en las normas deontológicas del abogado se considera contrario a la ética profesional el que un abogado tenga “agentes” o “corredores” para que le promocionen y “pesquen” clientes; pero no prohíbe que un abogado en Venezuela sea representante de un bufete extranjero, pues varios los hay en el país y por eso no incurren en delitos, de manera que pareciera que, bajo la Ley de Abogados no puede encauzarse a esa abogada por captación indebida.    
 
En la regulación penal venezolana, la intermediación financiera ilícita requiere dos acciones: de un lado, la captación de recursos; y del otro,  la colocación de los referidos recursos a través de cualquiera de los instrumentos financieros, lo que no ha sucedido en el caso expuesto, ya que la abogada lo que hacía era captar clientes, no recursos o capitales para luego colocarlos en instrumentos financieros.
 
Por consiguiente, pareciera que el delito imputado a la colega de marras carece de fundamento puesto lo que ella hacía era ejercer la abogacía.  
 
¿O será que todo este tinglado ha sido organizado por alguien interesado en deshacerse de los “Panama papers” que estarían -perdón, estaban- en los archivos de la abogada?.
 
LA IMPLORACIÓN DEL PERDÓN PÚBLICO
 
Desde hace algún tiempo, se ha venido desarrollando la noble costumbre de pedir perdón público por las faltas cometidas contra la humanidad por los antepasados; y un ejemplo ha sido el de la Iglesia católica, a través de su máximo jerarca, cuando pidió perdón  por los desafueros cometidos durante siglos por la Santa Inquisición.
 
Pero esa imploración, debe tener límites y no puede ser utilizada como la excusa de un gobernante por algún disparate cometido, so riesgo de sufrir tal desgaste que llegue a los extremos de posiciones ridículas y degradantes, y hasta cínicas; y tal es el caso del Presidente Peña-Nieto, de México, quien durante su mandato adquirió una lujosísima mansión por US$ 7 millones, lo que ocasionó una crítica generalizada porque la negociación se hizo con un contratista del gobierno (http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-36833655).
 
Resulta que ahora, y con motivo de una legislación anti corrupción, el mandatario mexicano ha dicho a los mexicanos que «Con toda humildad les pido perdón, les reitero mi sincera y profunda disculpa por el agravio e indignación que causé«, agregando que la adquisición de la llamada «Casa Blanca» afectó “la confianza del pueblo en la Presidencia”, cuando resulta que en el momento en que se denunció la dudosa negociación tanto él como su esposa expusieron numerosas y desconcertantes excusas para justificar la compra.
 
Como se ve, quien vaya a pedir excusas públicas debe ser muy cuidadoso en su exposición, revelando un sincero arrepentimiento, y no buscando una justificación a lo injustificable.
 
También hay que tener cuidado con los motivos para implorar misericordia. Si no, vea usted lector que algunos están pidiendo que España pida perdón por la toma de Granada, en 1492, alegando que se trató de un genocidio contra el pueblo andaluz (http://www.mediterraneodigital.com/identitarios/ultimas-noticias-identitarios/identitarios-1/las-bases-de-podemos-exigen-a-espana-que-pida-perdon-a-los-musulmanes-por-la-toma-de-granada.html); y de seguir con tales pretensiones, pronto alguien exigirá a otro que pida perdón por la toma de la Bastilla, o quien sabe Dios por cual otro hecho histórico transcendente.
 
MUERTE Y RESURRECIÓN DE LOS
MAGISTRADOS “EXPRESS
 
La Asamblea Nacional (AN) dejó sin efecto la designación de 13 magistrados principales y 21 suplentes del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) con base en un informe parlamentario preparado por la Comisión Especial para el Rescate de la Institucionalidad del Tribunal Supremo de Justicia en el que se detallan los vicios incurridos por el ente legislativo en  el proceso de designación en diciembre de 2015.
 
Como se observa, la AN no ha destituido a los magistrados, porque la destitución implica el juzgamiento de los magistrados a través de un proceso previsto en la Constitución de 1999 en el que se permite el derecho de defensa al sometido al enjuiciamiento, mientras que lo que hizo la AN al sancionar el informe parlamentario el 14 de julio fue dejar sin efecto esas designaciones, por haberse incurrido en las graves violaciones constitucionales constatadas por la mencionada comisión especial; y ese “dejar sin efecto” se fundamenta en el principio de auto tutela administrativa según el cual la administración puede enmendar sus propios errores, que fue lo que hizo la AN al declarar que las designaciones de magistrados que fueron efectuadas no pueden considerarse actos válidos y existentes porque en el proceso se cometieron graves violaciones, como dijo un diputado al afirmar que “cualquier jurista recién graduado en cualquier parte del mundo […] se dará cuenta de la aberración jurídica y fraude constitucional” de esas designaciones” (http://www.lapatilla.com/site/2016/07/15/informe-de-la-an-sobre-la-anulacion-de-designacion-de-magistrados-del-tsj-sera-enviado-a-oea/).
 
Como era de esperarse, el 19 de julio la Sala Constitucional del TSJ anuló  la desafectación de los magistrados “express” aprobada por la AN por “[…] por carecer de validez, existencia y eficacia jurídica” y aprovechó para anunciar que continuará prestando sumisamente sus servicios al Poder Ejecutivo al pedirle a la AN que “[…] respete cabalmente el orden dispuesto en la Constitución […], cuya vigencia y eficacia, ante estos actos que constituyen en definitiva evidentes desviaciones de poder y fraudes constitucionales, será protegida de manera irrestricta por este Máximo Tribunal de la República, en tutela del Pueblo venezolano y de los intereses de la Nación”.
 
Para la AN tampoco ha sido una sorpresa y, de hecho, ha reaccionado sosteniendo que la decisión no tiene las firmas requeridas y, por eso, no es sentencia sino un documento que carece de fuerza vinculante porque las decisiones se toman por mayoría absoluta: Si son 7 magistrados, la mayoría es con 5 integrantes. La sentencia aparente solo tiene 4 firmas, porque los magistrados “express”, es decir, los cuestionados por su ilegal designación, «[…] no asistieron por motivos justificados«.
 
La historia podría no haber terminado.  Los Tribunales Disciplinarios de los Colegios de Abogados y sus respectivos fiscales podrían salir  de su modorra y aprestarse a procesar conforme a las normas de la ética profesional del abogado a quienes, sin tener las credenciales y en conocimiento del fraudulento proceso de sus designaciones, tuvieron la osadía de usurpar las elevadas posiciones de magistrados del TSJ.
 
LA REVOLUCIÓN A PASO DE VENCEDORES
 
Un representante del oficialismo ha dicho que “[…] en el pasado tomamos algunas medidas como expropiación de algunas empresas que, lamentablemente, o no las hicimos productivas o incluso fracasaron en nuestras manos» (http://www.elmundo.com.ve/noticias/economia/politicas-publicas/bernal-admitio-que-las-expropiaciones-fracasaron.aspx#ixzz4Ett83q2q).
 
No extrañaría amable lector, que usted, con una nota de cinismo le  replicara al declarante con ese refrán típico –“tarde piaste, pajarito”- para reprocharle que el reconocimiento de sus malas acciones en política económica es tardío, pero lo haría así porque usted razona desde la óptica del ciudadano que cree en el libre mercado; pero si, por el contrario, usted analiza la frase concienzudamente, se dará cuenta de que toda esa retahíla de palabras son la expresión de un falso arrepentimiento, puesto que verdaderamente son meras manifestaciones de triunfo por el abatimiento del libre mercado que es lo que persigue la economía dirigida y los controles que ésta promueve. En ese caso, usted tendría que felicitarle porque si en algo ha sido eficiente el “proceso”, es en hacer de la expropiación un instrumento para fomentar el caos, la crisis y la pobreza como vías para alcanzar “[…] el derrumbamiento de todo el orden social tradicional” aconsejado por el “Manifiesto comunista”.
 
Para que no quede duda, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que Venezuela será el país con el peor desempeño del mundo, con una contracción prevista de 10% este año y una inflación que superaría 700%!. (http://sumarium.com/fmi-preve-que-el-pib-de-venezuela-cerrara-2016-con-caida-de-10/).
 
Parece que queda claro.
 
PELIGROSA CONTRATACIÓN DE CRÉDITOS EXTERNOS
 
Informan los medios (http://www.lapatilla.com/site/2016/07/20/golpe-parlamentario-tsj-permite-al-bcv-suscribir-prestamos-sin-autorizacion-de-la-asamblea-nacional/) que la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (SC-TSJ) autorizó el 20 de julio al Banco Central de Venezuela (BCV) a suscribir préstamos con el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR), sin necesidad de contar con la aprobación de la Asamblea Nacional, alegando que “[…] el Banco Central (BCV) es una persona jurídica dotada de autonomía para el ejercicio de sus atribuciones con eficiencia […]”, lo cual es de “[…] especial interés en el marco del estado de emergencia económica actualmente en vigor”, por lo que “[…] el
control previo de la Asamblea Nacional transgrediría la autonomía constitucional del Banco Central de Venezuela
”.
 
No va este escribidor a fastidiar al amable lector con tediosos argumentos jurídicos sobre el fallo porque, como era de esperarse, su contenido ha sido favorable a los intereses del Ejecutivo Nacional, lo nada extraña cuando 17 sentencias anteriores han sido contra las decisiones de las AN y, por ende, en beneficio del Ejecutivo al que sirven los magistrados de la SC_TSJ.
 
Se trata de poner de manifiesto que la decisión se ha producido para facilitar al BCV la contratación de un préstamo de 1.000 millones de dólares con el FLAR, pero del cual solamente ha recibido unos 400 millones, monto éste equivalente a la reserva aportada por Venezuela al FLAR, con lo cual no compromete sus activos ni su responsabilidad.
 
Esto significa que el FLAR lo que ha hecho es devolver a Venezuela su aporte pero no ha ido más allá de esa cifra porque con toda seguridad el organismo ha consultado con su equipo de asesores legales, quienes le habrán informado que el procedimiento de contratación de créditos externos requiere de la autorización de la AN.
 
Esto explica, a su vez, la razón por la cual el BCV acudió a la SC-TSJ para que sentenciara como lo ha hecho porque le permite mostrar al FLAR que, según la decisión, el BCV es autónomo y puede contratar créditos externos sin control legislativo.
 
Ahora, basta saber si el FLAR va a aceptar esta falacia producto del contubernio de Poderes y a exponer al organismo a que, en el futuro, la contratación de su crédito pueda ser declarada ilegal y, por tanto, inexiste como deuda del BCV.

Deja un comentario