A Gustavo Briceño Vivas, abogado, profesor universitario, precursor del ombudsman en Latinoamérica, activo defensor de los DDHH, preocupado gremialista y buen amigo. In memoriam.
 
¿LUZ AL FINAL DEL TUNEL?
 
A la fecha de estas reflexiones, nuevamente la voluntad popular se ha impuesto sobre la provocación, la burla y el irrespeto manifestado por las mujiquitas del CNE al alcanzarse las cifras necesarias para pasar al último filtro que imponen las injustas cuan antidemocráticas normas que rigen el proceso del referéndum revocatorio en Venezuela, cual es la certificación de la eficacia de las firmas verificadas en el proceso de validación dentro de los plazos previstos para que el acto revocatorio se ejecute en el segundo semestre de 2016.
 
Pero esa voluntad popular y ese deseo de cambio que se ha manifestado en la gran concurrencia para la recolección de firmas y su validación tiene que mantenerse y ampliarse porque está más que demostrado que la “revolución llegó para quedarse” (http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/314587/la-derecha-debe-acostumbrarse-que-esta-revolucion-llego-para-quedarse/). Por tanto, se hace necesario que a un comando unificado de la oposición se incorporen otros sectores de la vida nacional como los gremios empresariales y de trabajadores, representantes de los colegios profesionales, las Academias y universidades para que mantengan la presión sobre el cumplimiento de la normativa legal.
 
Si la “revolución llegó para quedarse”, quienes la defienden harán todo lo que esté a su alcance para sabotear el cumplimiento de las restantes etapas del referéndum revocatorio, como han intentado hasta ahora vanamente a través de inventados pasos y normas como el famoso y descarado “rebanado” de firmas bajo los pretextos más insólitos.
 
Los problemas de Venezuela lo tienen que resolver los venezolanos y, para ello, es precisamente el referéndum revocatorio cuando se quiere remover del poder a un funcionario electo por el voto; pero cuando los ciudadanos se ven atropellados por los designios del Poder Ejecutivo, excepción hecha del Poder Legislativo, aquellos tienen todo el derecho de acudir a las instancias internacionales para solicitar el apoyo necesario para que el funcionamiento del Estado de Derecho se haga efectivo.
 
Solo así se verá la luz al final de túnel, logrando el referéndum revocatorio antes de finalizar el 2016.
 
EL CERCO A LA CORRUPCION EN LA JUSTICIA INTERNACIONAL
 
La lucha contra la corrupción ha sido siempre un tema tratado por este escribidor en las REFLEXIONES desde hace ya casi cuatro años; y es que este delito constituye un inmenso crimen contra la humanidad no solamente por los efectos que causa sobre la economía mundial al movilizar ingentes sumas de dinero por las rutas del lavado de dinero, sino también en los aspectos sociales y morales de la sociedad que, muchas veces, atónita ante la ostentación de la riqueza mal habida por parte de los corruptos y de la impunidad de la que gozan, termina por aceptarlos en su seno y hasta calificarlos de honorables ciudadanos.
 
En ese proceso de enfrentamiento a la corrupción han participado innumerables personas que, responsablemente, han asumido posturas claras y definidas a lo largo de los años, y han surgido normativas internacionales y nacionales destinadas a castigar los delitos vinculados a la corrupción que se aplican o se intentan aplicar para obtener los castigos correspondientes y la devolución de los dineros mal habidos, como es el caso reciente de la Asociación Mundial de Juristas que ha presentado a la Asamblea Nacional venezolana el proyecto de LEY ORGANICA DE PREVENCIÓN Y REPRESIÓN DE LA CORRUPCION, DEL BLANQUEO DE CAPITALES Y DEL FINANCIAMIENTO DEL TERRORISMO Y DE LA SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE RECUPERACION Y GESTION DE BIENES PUBLICOS PROVENIENTES DE ACTIVIDADES DELICTIVAS, presentado al Presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional el pasado mes de abril.
 
Igualmente, y a nivel privado, COALICION PARA LA RECUPERACION Y RECONSTRUCCION A .C. (CORRE) es un proyecto de ONG  que cuenta con un Consejo Consultivo integrado por los abogados venezolanos Cecilia Sosa Gómez, Ana Lucina Garcia Maldonado. Roman J. Duque Corredor, Paciano Padrón, Franklin Hoet Linares y este escribidor, organización que tendrá por objeto, entre otros, enfrentar el flagelo de la corrupción y el terrorismo, mediante procesos legales justos y garantes del derecho a la defensa; promover en los ciudadanos la noción de que la lucha contra la corrupción y el terrorismo corresponde tanto a ellos como a las autoridades; combatir la impunidad de los delitos antes señalados, buscando desactivar los móviles que incentivan su comisión; coadyuvar en la repatriación de los activos y dineros ilegítimamente adquiridos a favor de los Estados que sufrieron su perjuicio, promoviendo su uso a las causas más nobles en cada uno de ellos; coadyuvar en la creación de instituciones fuertes y eficientes para el combate de la corrupción y el terrorismo. 
 
En medio de esta tarea ha llegado una buena nueva para alegría de los defensores de la causa de la transparencia administrativa -y para tristeza y temor de los corruptos-, y es que un Tribunal de Luxemburgo ha ordenado la repatriación  al Perú de dinero de Vladimiro Montesinos que se encontraba escondido en cuentas bancarias en ese país europeo.
 
Independientemente del derecho que tiene el ex asesor de Fujimori de recurrir de la sentencia, la importancia de este caso radica en que ha sido la justicia de Luxemburgo la que se ha pronunciado en favor de la petición hecha por el Estado peruano y, por ello, se ha afirmado que se trata de un fallo histórico porque el retorno del dinero mal habido se ha dado dentro de un proceso judicial y no como resultado de un tratamiento directo ni de cooperación de Estado a Estado.
 
Como se observa, la justicia a veces es lenta y por eso se dice coloquialmente que “tarda, pero llega”; y, dentro de este tortuoso y difícil camino contra la corrupción, la sentencia referida debe ser considerada como un claro precedente judicial internacional conforme al principio stare decisis, según el cual las decisiones precedentes sobre idénticas cuestiones deben ser seguidas por los tribunales.
 
LA IMPUTACION DE LOS AGENTES REPRESORES
 
Desde que en Venezuela se ha impuesto como práctica la represión violenta de las manifestaciones populares se observa cómo se van incrementando los daños personales a los manifestantes desde lesiones hasta la muerte, dando origen a las investigaciones pertinentes que, en algunos casos, terminan con las identificación de los autores de los crímenes, a quienes se inician los respectivos juicios.
 
Si se observan los hechos de la manera expresada, es probable, amigo lector, que usted termine diciendo que, a pesar de que algunos no han sido identificados, al menos los que fueron conocidos probablemente reciban su castigo con privación de la libertad porque, intencional o no, causaron lesiones y hasta la muerte  de quienes pacíficamente ejercían el derecho a manifestar; pero, piensa este escribidor que no parece razonable que la sanción alcance solamente a quien accionó un arma o una porra para herir a otros, por demás en las condiciones desiguales que magistralmente Rodolfo Izaguirre (http://www.el-nacional.com/rodolfo_izaguirre/Basura_0_868113278.html) describe al referirse a la fuerza pública: “Hay ferocidad, dureza y agresión en los uniformes de combate y en los enfrentamientos: las botas, las corazas y escudos y armas de gases y perdigones o balas de goma o plomo y porras”.
 
En efecto, los agentes de la represión generalmente son humildes soldados o policías, muchos de ellos sin el debido entrenamiento -otros son asesinos probablemente adiestrados por mercenarios de la dictadura más antigua y sanguinaria del Caribe- embutidos en trajes tipo “robocop” y dotados de escudos y sofisticado armamento; y es allí, cuando se presenta el uso indebido de la fuerza y de las armas que ocasionan las víctimas inocentes, al acatar la orden de avanzar.
 
Por tanto, si bien los autores materiales tienen que ser imputados, el castigo, conforme a la normativa de DDHH, debe alcanzar hasta sus superiores como responsables de la represión que ocasione víctimas porque no es justo ni  razonable que el ejecutor reciba la
sanción y quien lo ordenó se quede tan campante al amparo del manto de la impunidad.
 
EL ÑAME Y EL PEPINO
 
El fallecido Arturo Uslar Pietri, en una de sus intervenciones a lo largo de su existencia, dijo:
 
«La palabrota que ensucia la lengua termina por ensuciar el espíritu. Quien habla como un patán, terminará por pensar como un patán y por obrar como un patán. Hay una estrecha e indisoluble relación entre la palabra, el pensamiento y la acción. No se puede pensar limpiamente, ni ejecutar con honradez, lo que se expresa en los peores términos soeces. Es la palabra lo que crea el clima del pensamiento y las condiciones de la acción«.
 
Trae este escribidor a colación la sabia frase del intelectual venezolano con motivo de unas expresiones del Presidente Maduro cuando, en cadena nacional, decidió realizarle un regalo bastante particular al presidente de la Asamblea Nacional, Ramos Allup, consistente en un pepino gigante “[…] como un gesto de cariño y amistad […]”  (http://notitotal.com/2016/06/17/pepino-gigante-le-pidio-maduro-una-yaracuyana-ramos-allup-video/).
 
Como dice la nota de prensa, no es la primera vez que el mandatario hace alusión a algún alimento de gran tamaño, pues ya en una oportunidad anterior, encontrándose en un mercado, tomó un tubérculo y aseguró que “le iban a meter medio ñame a la oligarquía traidora” en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre de 2015; pero, habiéndole sido adverso el resultado electoral en ese proceso, habría que preguntarle adónde fue a parar el desproporcionado ñame.
 
No se trata de exigir el uso de lenguaje culto, ni pomposo ni adornado de latinazos -de eso se encarga un ostentoso mujiquita- sino de la necesidad de que, sin excepción, se empleen sonidos articulados para manifestar cívicamente lo que se piensa o se siente, en lugar de emitir frases groseras o vulgares porque, como apuntaba Uslar Pietri, “No se puede pensar limpiamente, ni ejecutar con honradez, lo que se expresa en los peores términos soeces”.
 
¿Será por eso que un alguien ha dicho que el Presidente debe conectar la lengua con el cerebro? ((http://www.noticierodigital.com/2016/06/henri-falcon-el-presidente-debe-conectar-la-lengua-con-el-cerebro/). 

Deja un comentario