Reflexiones de Enero de 2018

Resaltan los medios electrónicos que una Corte uruguaya desestimó un escrito presentado por unos abogados por las “faltas garrafales de ortografía” que contenía, fundamentándose en que se encontraron  más de 100 errores de escritura en solo 11 páginas, tales como “espresa”, “desarrollo”, “ubiera”, “estuviera”, “quizo”, “abaló”, “extructura”, “digimos”, entre otros.  

No es la primera vez que un tribunal desecha un acto procesal al verificar que el litigante infringe de manera reiterada las reglas de la ortografía incurriendo en errores gramaticales y, al respecto, cabe citar la sentencia de la Sala Constitucional del TSJ de Venezuela, del 30 de enero de 2002 en la que se pronunció en estos términos, partiendo del principio constitucional que incorporó a los abogados al Sistema de Justicia expresó que

[ … ] Es realmente insólito que una profesional del derecho, tal como al menos así lo hace constar en dicho escrito, incurra en errores gramaticales graves y continuos [ … ] Ciertamente, es responsabilidad de los Colegios de Abogados y no de esta Sala, iniciar los procedimientos disciplinarios contra abogados que incurren en violaciones de la Ley de Abogados o del Código de Ética del Abogado, procedimientos que en general se relacionan con aspectos éticos. Sin embargo, no es siquiera responsabilidad del Colegio de Abogados, reparar la baja calificación profesional de los abogados, ya que definitivamente esa es una responsabilidad de las Universidades (subrayado de la Sala) [ … ] En cualquier caso, el abogado es una figura esencial del Sistema de Justicia, ya que no sólo los abogados en ejercicio requieren de una calificación y posterior autorización para ejercer, sino que de la misma manera lo requieren los jueces, en virtud de que deben ser abogados, así como los fiscales del Ministerio Público o los defensores públicos. Es entonces la base fundamental de un Sistema de Justicia justo y eficiente que los abogados posean las calificaciones adecuadas para ejercer la profesión, y de esa forma servir como elementos básicos del Sistema de Justicia [ … ] Es de la Universidad, precisamente, donde nacen los abogados. Es de las Escuelas de Derecho de las Universidades donde se origina o desarrolla la calificación de un abogado. Son los profesores de derecho designados por esas Universidades los que hacen a los abogados [ … ].

Pocos meses después, el 8 de abril de 2002, la SC-TSJ dictó otra sentencia en la que, en vista de las graves deficiencias gramaticales en que había incurrido el recurrente -de cuyo nombre este escribidor no quiere acordarse-, la Sala exhortó e instó

[ … ] a los profesionales que ejercen, profesan y enseñan el Derecho, en pre y en postgrado, a la asunción responsable de sus funciones y deberes, como componentes esenciales del Sistema de Justicia y, en consecuencia, a la actuación de manera concordante con las exigencias formales y materiales que son propias de la dignidad de la profesión de abogado y que, en concepto de quienes aquí deciden, en absoluto son meras formalidades.

Como se observa, los juzgadores al momento de dictar una sentencia no solamente tienen que observar el derecho que hayan invocado las partes, sea como demandante o demandado, sino también la calidad de los escritos que hayan presentado en cuanto al cumplimiento de las elementales normas de redacción y las reglas gramaticales porque, como dijo la SC-TSJ, no se trata de meras formalidades sino que deben corresponderse con la dignidad profesional.

Carlos J. Sarmiento Sosa

Deja un comentario