A George R. (“Rocky”) Harper, Consejero y ex Presidente de la FIAA/IABA, excelente amigo de las lides gremiales interamericanas, sincera y extraordinaria persona.  
 
In memoriam.
 

El principio ético fundamental que debe regir una sociedad es el de la acción responsable, el universo de motivaciones y refuerzos que lleva a los seres humanos a realizar acciones de valor, admiradas y respetables. Un respeto que, como la virtud moral de Aristóteles, surge de la apreciación del esfuerzo, la pericia, la persistencia y la constancia. Axel Capriles: La parábola de Adríán Solano.

Tres lamentables hechos acaecidos recientemente merecen la atención de este escribidor.

 
Uno, el caso de una liceísta, aparentemente buena estudiante de bachillerato, recientemente fallecida como consecuencia de la paliza que le propinaron 3 de sus condiscípulas porque aquella las excluyó de un trabajo de clase que les había sido adjudicado por el profesor y que estas últimas -probablemente unas “vagas” o “vagonetas”- se habían apartado sin justificación.
 
Pues bien, el trío de niñas interceptó a la compañera cuando llegaba a su hogar y la agredieron de tal modo que quedó inconsciente, falleciendo a los pocos días, con el agravante de que la pobre  víctima estaba embarazada. Se trata de un caso inédito en la historia de la violencia en Venezuela.
 
El otro caso es el que aludió hace pocos días en las redes sociales un conocido abogado y profesor universitario, deportista, además, en el Parque del Este, quien, saliendo del edificio donde vive con su familia, se encontró con dos muchachos, uno de 6
años aproximadamente y otro quizá de 15. Sorprendido al ver que el menor se estaba comiendo una lonja de queso que acababan de sacar de la basura de su edificio, le sugirió que se abstuviera de hacerlo, a lo que el mayorcito le cortó con una pregunta: “¿por qué, ustedes le echan veneno?”.
 
 Ante sorpresiva actitud, el amigo, al momento de relatar los hechos, escribió: “Silencio. No entiende, sigue comiendo. Lo dejo. El manejo del hambre es el medio de dominación más malvado que existe”.
 
Finalmente, el asunto del sujeto de 22 años de edad que osó competir en unas olimpíadas de invierno diciendo representar a Venezuela cuando jamás había pisado la nieve y menos una pista de esquí, lo que ha dado origen a distintas opiniones como la de Rafael Muci-Mendoza  quien calificó al intrépido como “el último espécimen de la
imbecilidad
”, aunque otros han alabado sus supuesto espíritu deportivo y valentía por enfrentarse a un reto para el que no estaba preparado .
 
Sea como sea, un irresponsable o un demente, o un idealista que cumplía un sueño al punto de pedir disculpas a sus compatriotas por su mal desempeño, ha sido el blanco de burlas, aunque no es de extrañar que el individuo sea ensalzado como un héroe nacional y colocado en altos cargos; y pudiera ser porque Venezuela, ya a fines del s. XIX, fue calificada por el escritor Manuel Vicente Romerogarcía como el país de las nulidades engreídas y las reputaciones consagradas , como bien asienta Alex Capriles al afirmar que los que hoy felicitan al frustrado esquiador son los mismos felicitadores que, a decir de Pío Gil, alababan a “El cabito”.  
 
Si bien es cierto que el hambre es un malvado medio de dominación en grado superlativo, y a través de él se controla al famélico, el que se den hechos de suma gravedad en tan corto espacio de tiempo, como el asesinato de la adolescente por sus compañeras, el menor alimentándose impasiblemente de desechos con el apoyo del mayorcito y el seudo esquiador  en la competencia deportiva de la que no tenía la menor idea, son síntomas que revelan el derrumbe de las bases morales de la sociedad venezolana.
Paralelamente a los lamentables hechos descritos, solamente unas breves notas informativas dan cuenta de la premiación a la delegación de estudiantes de la UCAB como Mejor Delegación delModelo de Naciones Unidas de Harvard, que los estudiantes de la USB obtuvieronel premio como Mejor Delegación Sobresaliente y que los de la UCV resultaron también galardonados, por lo que vienen a colación las palabras de Capriles su aludido artículo:
 
Hay algo en Venezuela, [ … ]  en el que la excelencia como determinación de la aprobación y la posición social no funciona”. Como que campea el “tirapiedrismo”, concluye este escribidor.
 

3 comentarios en “Síntomas del derrumbamiento moral de la sociedad”

  1. Excelente. Dos comentarios : cada día el petróleo vae menos ante los avances tecnológicos, y cada día PDVSA produce menos, destruida por la corrupción y la incapacidad. Frente a éste terrible escenario son pocas las posibilidades de que los venezolanos que amamos nuestro país podamos hacer algo para recuperar el país que nos merecemos. El segundo comentario lo refiero a que si acaso el país fuere económicamente recuperable, queda aún la titánica labor de reeducar a un pueblo acostumbrado a la limosna y el pedigüeñismo como pocos en el mundo. País que tuvo leyes y orden, pero que posiblemente es el más caótico y desordenado del mundo
    Y todo ese caos propiciado por la tiranía

Deja un comentario