Reflexiones de Octubre de 2018

“Zapatero, a tus zapatos” es un refrán popular que hace referencia a la idea de que cada quien debería opinar solamente sobre aquello que sabe, y abstenerse de manifestarse en aquellos asuntos que no le incumben o no entiende; gira en torno a la idea de la intromisión, y se le dice a la persona que busca inmiscuirse en cuestiones ajenas. Coloquialmente, es una forma de recordarle que no meta sus narices en donde no debe.

El origen del dicho se remonta al siglo IV a. de C., en la Antigua Grecia. Refiere Plinio el Viejo que, en una ocasión, un pintor de nombre Apeles, atendiendo a la observación que un zapatero le hizo sobre la confección de una sandalia en su cuadro, rectificó la pintura.

El zapatero, a continuación, siguió haciendo observaciones y críticas a la obra, lo cual exasperó al artista, que le recomendó que, puesto que era zapatero, hacía mejor en ocuparse de lo que entendía: zapatos.

Y viene a colación la explicación que antecede y la anécdota[1] no porque coincida con el apellido materno del exPresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, sino más bien a su intención de continuar inmiscuyéndose en Venezuela, eso sí, siempre como un sesgado y parcial mediador que no abandona su ya pública postura de respaldo al Presidente Maduro y su team; y, en esta oportunidad, ha tenido la osadía de afirmar que en el incremento del éxodo masivo de venezolanos[2] hacia otros países

«[ … ] tienen mucho que ver las sanciones económicas impuestas por los Estados Unidos y que han sido respaldadas por algunos gobiernos«[3].

La mera lectura de estas palabras evidencian que Zapatero utilizó la vieja y desacreditada táctica -fascista o comunista, da lo mismo- de endilgar a otros la responsabilidad de los males causados por sus erradas políticas y los daños y perjuicios que ocasionan y, además, tergiversó la actuación de los Estados Unidos, puesto que es público y notorio que las sanciones norteamericanas no han sido contra Venezuela sino aplicadas a cierto número de personas que forman parte del gobierno de Maduro y a algunos de sus adláteres, siendo de resaltar que el exPresidente sibilinamente hizo mutis por el foro en cuanto a las penalidades aprobadas por la Unión Europea, con el voto del gobierno socialista de España, contra determinados funcionarios públicos venezolanos.

La conducta de Zapatero, aunque tiene quien lo defienda[4], ha causado el enojo público de quienes se oponen abiertamente -o en silencio para evitar represalias dictatoriales- al gobierno de Nicolás Maduro, y también el disgusto del Secretario General de la OEA, Luis Almagro[5], quien ha declarado que

«El señor Zapatero tiene un problema muy grande de comprensión (…) Mi consejo, es un consejo nada más: que no sea imbécil. Es un consejo importante, bueno, creo que le puede hacer mucho bien«.

Si bien es cierto, como han dicho fuentes del Gobierno socialista español, que se deben respetar las discrepancias sobre el fondo de un asunto -guardarse las formas, Zapatero dixit[6]– y que no se debe perder el respeto y entrar en el terreno de los insultos personales cuando se trata de un expresidente del Gobierno de España[7], si es que efectivamente la intención del funcionario interamericano fue ofender al ex alto cargo[8], no es menos cierto que Zapatero -ese sumo sacerdote, mantenido por nuestros opresores y envestido con la magia y los espejos de los misioneros, según Federico Vegas[9]– , a lo largo de la trayectoria como mediador fallido y parcializado en el fracasado proceso de diálogo entre el gobierno venezolano y sectores opositores, ha infringido los principios de neutralidad e imparcialidad al mostrarse públicamente en favor de Maduro y sus secuaces, y lo ha ratificado con las declaraciones dadas al medio brasileño, antes reseñadas.

En anterior oportunidad, y sobre la conducta de este personaje en los asuntos de Venezuela, dijo este escribidor[10]:

Zapatero: En esas condiciones, su gestión es inaceptable, merece unánime repudio y, si le queda algo de dignidad, debe separarse”.

Ahora lo ratifica así:

¡Zapatero, a tus zapatos!.


Referencias:

[1] Véase: Significados.com. Disponible en: https://www.significados.com/zapatero-a-tus-zapatos/ Consultado: 23 de septiembre de 2018.

[2] Véase: Carlos J. Sarmiento Sosa. EXILIO DIÁSPORA RESISTENCIA PACÍFICA NO VIOLENCIA REFLEXIONES SOBRE EL CASO VENEZUELA. Disponible en: https://www.academia.edu/37320730/Carlos_J._Sarmiento_Sosa_EXILIO_DI%C3%81SPORA_RESISTENCIA_PAC%C3%8DFICA_NO_VIOLENCIA_REFLEXIONES_SOBRE_EL_CASO_VENEZUELA. Consultado en 23 de septiembre de 2018.

[3] Véase: Agencia EFE. Disponible en: https://www.efe.com/efe/america/portada/rodriguez-zapatero-vincula-el-exodo-de-los-venezolanos-a-las-sanciones-impuestas-por-ee-uu/20000064-3750573. Consultado en 22 de septiembre de 2018. Véase: Federico Vegas. La terapia de Zapatero. PRODAVINCI. Disponible en: https://prodavinci.com/la-terapia-de-zapatero/. Consultado en 29 de septiembre de 2018.

[4] Véase: Antonio José Chinchetru. La vicepresidenta de Pedro Sánchez apoya la estrategia de Zapatero en Venezuela. ALNAVIO. Disponible en: https://alnavio.com/noticia/13953/actualidad/la-vicepresidenta-de-pedro-sanchez-apoya-la-estrategia-de-zapatero-en-venezuela.html. Consultado en 23 de septiembre de 2018.

[5] Véase: Almagro aconseja a Zapatero que «no sea imbécil» al hablar sobre Venezuela. EL ESPAÑOL. Disponible en: https://www.elespanol.com/espana/20180922/almagro-aconseja-zapatero-no-imbecil-hablar-venezuela/339966213_0.html. Consultado en 23 de septiembre de 2018.

[6] Véase: EFE. Zapatero a Almagro: Cuando se pierden las formas es mejor no responder. Disponible en: http://www.el-nacional.com/noticias/mundo/zapatero-almagro-cuando-pierden-las-formas-mejor-responder_253727. Consultado en 30 de septiembre de 2018.

[7] Véase: EFE. Gobierno español pide respeto hacia Zapatero tras las críticas de Almagro . Disponible en: http://www.abc.com.py/internacionales/gobierno-espanol-pide-respeto-hacia-zapatero-tras-las-criticas-de-almagro-1743097.html. Consultado en 23 de septiembre de 2018.

[8] El calificativo imbécil tiene varias acepciones y precisamente habría que preguntar al señor Almagro cuál fue su intención al calificar de esa manera al señor Zapatero. De acuerdo al DRAE: Imbécil. Del lat. imbecillis ‘débil’, ‘enfermo’, ‘pusilánime’. 1. adj. Tonto o falto de inteligencia. U. t. c. s. U. t. c. insulto. 2. adj. Propio o característico de la persona imbécil. 3. adj. Med. Que padece de imbecilidad. U. t. c. s4. adj. p. us. Flaco, débil. Si se analiza con detalle la clasificación que antecede se podrá concluir fácilmente en que el gobierno español de Pedro Sánchez, al presentar su protesta verbal a la OEA por las declaraciones de Almagro, optó por interpretar el calificativo imbécil como insulto cuando quizá el Secretario General lo que quiso aplicarle fue otra de las acepciones, como falto de inteligencia, o débil. Véase: España presenta una nota verbal de protesta ante la OEA por la «ofensa» a Zapatero. EFE. https://www.efe.com/efe/america/politica/espana-presenta-una-nota-verbal-de-protesta-ante-la-oea-por-ofensa-a-zapatero/20000035-3759870. Consultado en 25 de septiembre de 2018.

[9] Véase Vegas, citado en la nota 3.

[10] Véase: Carlos J. Sarmiento Sosa. http://www.carlosjsarmientososa.com/zapatero-neutralidad-e-imparcialidad/. En www.carlosjsarmientososa.com

Deja un comentario